El gran juego promete poner en la mesa temas que no son necesariamente apropiados para los espectadores más pequeños del evento.

Aunque es un evento de diversión familiar, el Super Bowl genera mucha controversia: la célebre «falla de vestuario» de 2004, el escándalo de los balones desinflados de Tom Brady ,etc.

También, por supuesto, habrá muchas cosas buenas. De hecho, en los últimos años, el Super Bowl se ha vuelto mucho más amigable para las familias, con entretenidos comerciales, una campaña de concientización sobre el cáncer y más mujeres en la National Football League (NFL), lo que te brinda la oportunidad de equilibrar parte de la negatividad con mensajes positivos de tu cosecha.

Incluso si los temas que surgen en la reunión del Super Bowl estuvieran fuera de lugar, la mejor defensa siempre es una buena ofensiva. En otras palabras, aprovecha los temas como punto de partida para conversar con tus hijos. Aquí te presentamos un resumen de algunas de las problemáticas más importantes relacionadas con el Super Bowl y algunas ideas sobre cómo hablar de ellas con tus hijos:

Arrodillarse cuando suena el himno

Aunque la NFL, el presidente Trump y grupos de veteranos han criticado a los jugadores por arrodillarse durante el himno nacional, el tema está lejos de resolverse. De hecho, el gesto ha evolucionado de una protesta contra la brutalidad policial a un problema de libertad de expresión.

Con los niños más pequeños ofrece una explicación muy simple y di: «El himno nacional es una canción importante para Estados Unidos. Pero algunos jugadores no sienten que la canción representa a todos los estadounidenses. Cuando suena la canción, se arrodillan para que la gente preste atención a los estadounidenses que son tratados injustamente».

Los niños mayores captarán mejor la idea de la protesta. Puedes involucrarlos preguntándoles qué opinan del gesto de arrodillarse. ¿Es irrespetuoso no ponerse de pie durante el himno nacional? ¿Valen la pena las críticas que reciben si el acto de sentarse ayuda a llamar la atención sobre su causa? Si a los jugadores, que ganan millones de dólares, no les importa ser multados por sentarse , ¿su protesta sigue siendo significativa?, ¿por qué causas crees que vale la pena protestar?

Comida chatarra

Desde M&Ms hasta Skittles, pasando por el comercial conjunto de Doritos y Mountain Dew, el Super Bowl es uno de los mayores promotores de comida chatarra del planeta.

Claro, los anuncios son entretenidos, y disfrutar las promociones especiales del Super Bowl que lanzan los anunciantes es parte de la diversión de ver el juego. Pero la publicidad tiene una gran influencia en los hábitos alimenticios de los niños, sobre todo cuando utiliza el humor y otros trucos que llaman la atención de los pequeños.

Los niños menores de 8 años no entienden realmente que los anuncios están tratando de vender algo, y aún son demasiado pequeños como para preocuparse más por lo que tú dices que por la que dice la televisión. Usa el tiempo publicitario para hacer algo activo, como saltar o correr alrededor de la manzana. Di: «No me gusta ver comerciales de comida chatarra. Los uso para recordarme a mí mismo que debo comer sano y cuidar mi cuerpo».

Los niños mayores definitivamente estarán interesados en los anuncios de dulces, botana y refrescos, en parte porque quieren probarlos tan pronto como estén fuera de tu vista. Este no es el día para darles una conferencia sobre alimentación saludable. En su lugar, haz que noten los trucos que usan los anunciantes para hacer que su producto o marca parezca genial. Los colores, la música, las celebridades, el humor e incluso detalles que insinúan cosas que son populares entre los niños, como YouTube y las redes sociales, se emplean para influir en las personas y hacer que compren cosas.

Temas sociales

En 2017, los anuncios del Super Bowl celebraron a los veteranos, los inmigrantes y la igualdad salarial y este año se prevé que saque a la luz temas aún más políticos.

Entre los anuncios con mensaje está el comercial de Stella Artois donde aparece Matt Damon y se promueve su causa, water.org, que busca llevar agua potable a personas de todo el mundo.

Escuchar sobre otras personas en situación de carencia puede hacer que los niños pequeños se sientan tristes. Este tipo de anuncios están diseñados para apelar a las fibras del corazón. Pero el comercial de water.org, así como otros que promueven temas sociales durante el Super Bowl, ofrecerán formas específicas de ayudar. Habla con los niños sobre las formas de hacer algo, ya sea donar a la causa de Damon o a otra más cercana a tu hogar.

Lo mismo ocurre con los niños mayores que pueden disfrutar abordando un tema político con un propósito claro que pueden promover y seguir en sus redes sociales. Una vez que se adentran en un problema social, pueden descubrir que hay mucho más que lo que se dice en un comercial de 30 segundos.


¿De que otra forma hablarías del Super Bowl con tus hijos?

Vía: expansion.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí