La decisión de un joven menor de edad de beber alcohol puede estar relacionada con el estrés de tratar de encajar en una multitud en particular, el deseo de obtener buenas calificaciones o adaptarse a una nueva escuela.

Mantener abiertas las líneas de comunicación con tu hijo adolescente puede ayudar a prevenir el consumo de alcohol entre los menores de edad.

Por ello, la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias de EE.UU. sugiere lo siguiente:

10 ideas que ayudan a evitar el alcoholismo en los jóvenes y adolescentes |  Reflexiones, Centro terapeutico Grupo 4, Madrid
  1. Tener conversaciones cortas y frecuentes con tu hijo, comenzando a una edad temprana.
  2. Hablar a menudo sobre las preocupaciones de tu hijo puede ayudar a construir una relación abierta y de confianza, así como facilitar el hablar sobre cosas como el alcohol.
  3. Muchas pequeñas charlas son más efectivas que una «gran charla».
  4. Cuando hables sobre el alcohol, haz que tus opiniones y reglas sean claras y honestas.
  5. A medida que los niños crezcan, ajusta la conversación para que sea más apropiada para su edad.
  6. En lugar de darle una lección a tu hijo, permítele hacer preguntas y que exprese sus preocupaciones.
  7. Da un buen ejemplo a tu hijo bebiendo con moderación y nunca manejando después de haber estado bebiendo.

Recuerda que los niños y adolescentes a menudo comienzan a beber para ser más populares o encajar con sus compañeros. Tú como papá o mamá debes siempre evitar que tus hijos tengan problemas con el alcohol. Es muy importante mantener la comunicación abierta y tener conversaciones sobre la bebida. Asimismo, deben estar involucrados en la vida de sus menores. Lleva a cabo estos consejos y busca ayuda para tu hijo o hija si sospechas que tiene un problema con la bebida.