Entre más temprana sea la edad en que empiece el consumo de alcohol y tabaco, las afectaciones pueden ser permanentes en las habilidades básicas de niños, niñas y adolescentes: Facultad de Psicología de la UNAM. 

Ciudad de México, a 11 de noviembre de 2022. Como parte de la quinta fase del Movimiento por la Salud “No está chido” que encabeza el Consejo de la Comunicación en colaboración con la Fundación Gonzalo Río Arronte, se llevó a cabo la presentación “Consumo de alcohol y tabaco en menores de edad: impactos cerebrales y emocionales” a cargo de la Dra. Maura Ramírez, Jefa de Laboratorio de Neuropsicología y Cognición de la Facultad de Psicología de la UNAM, y de la Dra. Patricia Bermúdez, Coordinadora del Programa Institucional de Tutoría Facultad de Psicología de la UNAM.

Durante su participación, la Dra. Maura Ramírez, explicó que durante la preadolescencia y la adolescencia el cerebro tiene un importante periodo de desarrollo, ya que principalmente en la corteza prefrontal ocurre un crecimiento muy importante en el número de conexiones entre las neuronas. Y por tal motivo, el consumo y de alcohol y tabaco tiene efectos dañinos en el neurodesarrollo.

La Dra. Ramírez mencionó que entre más temprana sea la edad en que empiece el consumo de estas sustancias, las afectaciones pueden ser permanentes en las habilidades básicas como atención, aprendizaje, memoria y habilidades motoras.

Si el consumo inicia en la adolescencia puede provocar problemas a corto y largo plazo en funciones cognitivas complejas como el funcionamiento ejecutivo y habilidades sociales, así como en las emociones secundarias como la empatía, toma de decisiones, comprender las intenciones de otros, etc.

Por su parte, la Dra. Patricia Bermúdez, habló de la importancia de que los padres de familia y tutores tengan las herramientas adecuadas para poder ayudar a niños, niñas y adolescentes a identificar y entender cómo regular sus emociones en situaciones de crisis, para prevenir de esa forma que acudan al consumo del alcohol y tabaco como una forma de escape. Para ello, compartió un “Diccionario de la emociones” elaborado por la Dirección General de Divulgación de las Humanidades disponible de manera gratuita para todo público.

Ambas especialistas coincidieron en la importancia de que existan campañas como la del Consejo de la Comunicación para orientar tanto a los niños, niñas y adolescentes, así como a padres de familia y tutores para evitar el consumo de estas sustancias, e invitaron también a buscar apoyo profesional cuando el estado emocional afecte su salud mental, relaciones familiares, laborales e interacción social.

¡Checa nuestras redes sociales!

Facebook No Está Chido

Twitter No Está Chido

Instagram No Está Chido

Contacto para Prensa

Eduardo Sánchez / C: 56 2041 5271  / asistenteac@cc.org.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí